Larpeira

Larpeira

martes, 5 de noviembre de 2013

Cake Balls


Buenos días corazones!
Que tal llevais el Otoño? Por aquí la verdad es que no podemos quejarnos ya que, gracias al veranillo de San Miguel, pudimos aprovechar del sol y calor en ésta estación.Como alguno de vosotros sabeis,llevo un tiempo algo liada y no he podido actualizar el blog. No hace falta que os digo que mi cocina está abierta las 24 hrs del día y que podeis visitar recetas antiguas pero igual de importantes que las de reciente publicación.
¿Quién de vosotros aún no ha probado a hacer Cake Balls en casa? Pues que sepais que son super sencillos de hacer y con un resultado de 10.Lo que os puede ser algo difícil de encontrar para los que vivís en ciudades pequeñas o pueblos son los palitos blancos pero no os preocupeis porque podeis ir a un Bazar Chino y compraros los palos de madera para hacer los polos de helado. El resultado final es el mismo,por lo menos para mi.



INGREDIENTES:
- Restos de bizcocho,magdalenas
- Queso de untar
- Chocolate para rebozar nuestras cake balls
- Sprinkles al gusto
- Palitos de madera
- Cápsulas para trufas o mini cupcakes

ELABORACIÓN:
- Desmigamos muy bien los restos de bizcocho y magdalenas que tengamos por la despensa.Mezclamos con el queso de untar hasta que nos quede una masa homogénea ;la cual al hacer nuestras bolitas,no se agriete.(muy importante éste paso)
- Le damos forma a nuestras bolitas y las vamos extendiendo en una fuente, las metemos en la nevera 1 hora como mínimo.
- Derretimos el chocolate y colocamos nuestros sprinkles en cuencos algo amplios para poder rebozar bien nuestras cake balls.
- Cojemos un palito,pasamos la puntita por el chocolate y lo incrustamos en la bola con cuidado.Rebozamos nuestra bola en el chocolate y con la ayuda de la mano que tenemos libre,empezamos a darle golpecitos poco a poco para retirar el excedente de chocolate.En cuanto esté la bolita perfecta,rebozamos en nuestros sprinkles y acto seguido la colocamos en una cápsula.Y así haremos con el resto de cake balls.
- Dejamos que se enfrien y las metemos en la nevera hasta que nos las comamos.


Bo Proveito